sábado, 21 de marzo de 2009

Amigos

Siempre me molestó que mi mamá se metiera con mis amigos, creo que a todos les molesta eso, los amigos son sagrados, y te puede encender una ofensa o crítica hacia ellos.

Ayer pasó que un niño de 8 años lloró porque su hermano y yo lo interrogabamos sobre su amigo gordo, lo llamamos marrano, puerco, etc. De repente se echó a llorar y nos dejó de hablar.

Pero esto pasa a todas las edades, y es que uno escoge a sus amigos y piensa que son los mejores.
A mi últimamente me ha pasado lo contrario.

Si le quitas a tu vida el alcohol y las fiestas, le agregas una alimentación sana y ejercicio, mucha lectura, refinas tu pensamiento y enfocas tus metas, pierdes practicamente al 90% de amigos y sus derivados.

Es importantísimo estar rodeado de personas que te aporten cosas, cosas valiosas, interesantes, positivas...no cosas como desmadre, alcohol, chismes, pérdida de tiempo o sólo compañía.

Mis amigos actuales no me hacen leer, no me recomiendan libros ni me invitan a hacer deportes, nunca me han invitado a un museo o recital, no me platican ideas, planes, metas, ni proyectos...

Tengo los amigos equivocados; hay que recordar que sólo el 2% de la gente tiene estas ideas por lo que es difícil encontrarlas.

Por ahora no me importa tanto, me estoy preparando para que en un futuro sea inevitable estar rodeado de estas personas o me busquen ellas a mi.

Preguntate: ¿Qué te tienen pensando? ¿Qué te tienen haciendo? ¿Qué te tienen leyendo? ¿En qué te están convirtiendo? ¿A donde te están llevando? y sabrás si estás con la gente correcta.


1 comentario:

Nash dijo...

Por casi 10 años, mis amigos reales fueron dos: Uno es padre de familia, dos hijos, es jefe de obra en una constructora en Pachuca y tiene hepatitis que no deja de joderlo; un tipo que nada más a trabajado desde que lo conozco.

El otro, también es padre de familia, tiene tres niños, uno es del anterior matrimonio de su actual mujer y tiene un corazón que no le cabe en el pecho. Por desgracia, está preso desde hace un año en Estados Unidos por cargos de tráfico.

Ahora no tengo amigos reales, mucha gente me rodea a diario, pero por lo regular, suelen tener eso que tu mencionas sobre en realidad que aporte le dan a mi vida.

No hay nada.

Bah! Espero que en este nuevo ciclo que está por comenzar, me tope con gente que no sea un lastre mental, pues mis pies ya están rápidos subiendo escalones y no tengo más tiempo para detenerme en los descansos.

Saludos Hugo.

Nash