miércoles, 7 de enero de 2009

Conocimiento aplicado y disciplina constante

Hay gente que es muy muy sabia y viste sacos de pana, pantalones de mezclilla, lentes pegados con cinta adhesiva y zapatos feos. No tiene dinero suficiente.

Hay gente que sabe poco, no sabe comer, no sabe vestir, no sabe hablar. Es millonaria.

Hay gente que se queja de los jefes, se cree muy lista, viste bien, está endeudada y no tiene suficiente dinero.

¿En que radica la diferencia?

...

Simplemente en dos sencillas cosas:  El conocimiento aplicado y la disciplina constante.

Suena nerd, pero no es así, chequen estos ejemplos reales.

Un tipo vino de un pueblo de Oaxaca, no estudió y casi no sabe hablar, se dedicaba a  vender fruta, trabajó como un camello hasta que juntó dinero suficiente para poner su propio puesto, para entonces ya sabía todo lo referente a la fruta; como era muy ignorante no sabía en que gastar su dinero, para el bastaba comer y tener donde dormir.
Fue así que conoció a un señor que tenía una vinatería y comprendió que no era tan difícil y había una oportunidad ahi. Nuevamente este camello ignorante, ahorró y compró un pequeño local donde montó una vinatería, les hablo de muchos años de trabajo claro no es fácil.
Hizo mucho dinero en las vinaterías, compró más locales, hasta tener una tienda en una esquina, mas o menos grande, se casó, tuvo 6 hijas todas iguales, compró una casa grande, un coche (que nunca usaba) y mandó a sus hijas a la universidad.
Su tienda estaba enfrente de la casa de mi tío, así que un día se conocieron y al camello ignorante le llamó la atención que mi tío tuviera varias maquinitas en el patio, mi tío le explicó como estaba el negocio. El camello ignorante compró varias máquinas y las puso a trabajar (esto antes de que las consolas fueran tan comunes) y aún cuando no lo fueron decidió comprar esas máquinitas de monedas y puso muchas a trabajar, compró un edificio a una señora que agarró ahorcada, el camello ignorante era muy tacaño y le dio a la señora menos de la mitad de lo que valía su edificio
y entonces puso otra vinatería muy grande. El camello es del tipo de personas feas, que no das un peso por ellas, no viste bien, no trae un buen coche no vive en una buena colonia, etc.
El camello sabe de negocios, sabe negociar, sabe ahorrar, es un camello y trabaja como tal!
Conocimiento aplicado y disciplina constante.
No sabe de computadoras, de marcas de ropa, de países, de coches, no sabe de nada y no le importa. 
El pensó como todos que si mandaba a sus hijas a la universidad ellas tendrían más oportunidad, pero sus hijas entonces conocieron todo aquello que te distrae para no ser millonario: El pretender serlo, eso que te hace gastar tu dinero en ropa, celulares, antros, coche, cine y no ahorrar.
Tiene una hija graduada de la salle en la carrera de sistemas, pero creo que no aprendió mucho, ahora es cajera de la vinatería.
Hay muchas personas que se graduan sin saber nada! En cambio el camello tampoco sabe nada y se hizo millonario.

No digo que todos seamos camellos o que no compremos cosas, pero les aseguro que si se enfocan realmente a lo que quieren hacer, si son disciplinados y constantes, si ahorran e invierten un día tendrán tanto dinero que dejará de importarles el dinero y entonces podrán comprar lo que quieran, sin ser unos camellos con dinero.







1 comentario:

Nash dijo...

Muy de acuerdo respecto al enfoque que se debe de tener y nunca perder para poder llegar y mantenerse, y más de acuerdo con que hay muchas personas que se graduan sin saber un carajo; conozco unas cuantas!

Saludos,

Nash.