martes, 9 de junio de 2009

Vístete por dentro para Dios y por fuera para el mundo

Mi coach decía que quería un Mercedez Benz deportivo, no porque fuera su sueño o le encantara ese coche, lo quería para poder "couchear" a personas más importantes.

Cuando mi mamá conoció a mi couch dejó de estar encantada con que yo tomara esas asesorías, por la simple razón de que no parecía un hombre exitoso. No tenía un buen coche ni un traje italiano, se esforzaba por ser agradable y era medio gordo con lentes. Muchos defectos para quien dice tener las herramientas para llevarte a conseguir lo que quieras.

Vístete por dentro para Dios y por fuera para el hombre, dice la frase, y mi couch sólo vestía para Dios. Entre otras razones fue por lo que dejé de asistir con él a las sesiones.

Lo mismo me pasa a mí, cuando uno empieza a leer y tener otra actitud, filosofía y se crea un plan de vida, descubre tantas cosas valiosas que termina por ser un fracasado, porque al querer transmitir esto o hablar con tu mejorado "yo" sólo se queda en palabras, en libros, en conocimientos que la gente no ve reflejados en ese Mercedez, en ese gran trabajo, ni en ese traje italiano. Este mundo es de hechos y es capitalista, es de dinero, no de intelecto.

Por eso nadie me pela, un "fracasado" como yo que va a saber de éxito! Tendré que esforzarme cada día más!

Coaching (que procede del verbo inglés to coach, entrenar. ) es un método que consiste en dirigir, instruir y entrenar a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir alguna meta o de desarrollar habilidades específicas. Hay muchas métodos y tipos de coaching. Entre sus técnicas puede incluir charlas motivacionales, seminarios, talleres y prácticas supervisadas. fuente: Wikipedia.

2 comentarios:

ironiadelirium dijo...

Pues es que no se trata del mercedez o del traje Zegna, se trata de como coneguiste el mercedez y el traje. Y te aseguro que no se trata solo de dinero, ni solo de intelecto, ni solo de inteligencia emocional, se trata de querer algo y alcanzarlo y luego alcanzar más, y en función de ello que todas las demás áreas de la vida se vayan aparejando.

No es radical pensar que este mundo es capitalista, pero tampoco pensar que solo quien nace rico puede serlo.

No importa quien eres ni donde éstas, sino lo que deseas y qué haces para conseguirlo.

Saludos!

Hugo Escobedo dijo...

Me refiero a que puedes ser la persona más talentosa, agradable, inteligente, culta, educada... y sin embargo lo que la gente ve es lo de fuera, si eres feo, alto, como vienes vestido, en que coche llegaste y así te miden, entonces, la meta es ser un chingón por dentro y por fuera.